30 dic. 2008

Visión

Tipo raro Leiva. A veces hacia treinta grados de temperatura y sentía mucho frío. Se ponía pálido. En realidad más que raro, miedoso. Un día estaba acostado. Yo a su lado, en una silla. Él se sentía mal y yo intentaba saber en qué podía ayudarlo, de pronto, mientras le salía humito de la boca y sollozaba, me dice:

—Veo gente viva...
—Eso es natural— le contesté —no debes preocuparte
—Es que vos... ves gente muerta
—No digas eso, Leiva... yo te estoy viendo a vos y a nadie más...
—Por eso lo digo, Asterion
—¿Qué me querés decir? ¿qué estás muerto?
—¿Y porque me molestaría ver gente viva, sino?— me confundió.
A partir de ese día, empecé a dudar del estado de cada una de las personas a las que veía. Al principio rozaba con mi mano las vestimentas y al percibir su ropa, me aliviaba.

—A los cadáveres se los puede tocar, Asterion— dijo destruyendo mi tranquilidad. Inmediatamente lo llamamos a García y en cuanto llegó, le preguntamos si estaba vivo

—Obvio
—¿Te das cuenta Asterion? Yo no lo veo... ¡García! ¿Estás ahí? ¡García... ¡la puta que te parió! ¡no te escondás!
—García... tengo que decirte que estás muerto. Yo te veo— le dije con dolor

García se portó como un adulto. Demostró que estaba muerto pegándose un tiro inmediatamente.

—¿Che, lo ves? –le pregunté a Leiva
—Sí. Ahora lo veo. Está vivo
—Pero yo también lo veo y ahora me parece muerto, Leiva.
—¿Ves lo que te dije? Vos ves gente muerta.
—Qué cagada— me preocupé —Llamemos a Sandoval, a ver que dice...

Al quinto muerto, unos tipos vivieron a buscarnos. Ahora vemos gente loca.

33 comentarios:

morgana dijo...

La pregunta fácil sería "qué ves cuando me ves", o más oportunamente: "me ves cuando me ves?". Pero en esta virtualidad compartida, ver no es ver, hablar no es exactamente hablar y estar... quién sabe qué será.
De todos modos, yo me resguardo y prefiero la duda sobre mi existencia y la de los demás: No veo a nadie y listo. Cero ganas de corroborar mis visiones.
Nos vemos el año que viene (o no nos vemos nada, más bien).
Beso post mortem,
M. (de MeHagoLaMuertita)

Asterion dijo...

Morgana, para hacerse la muertita pregunta mucho, una buena muertita debe permanecer calladita. Desde luego no nos veremos el próximo año.

UVT dijo...

Muy bueno el diálogo, Asterión.
Si los muertos ven a los vivos, los vivos ven a los muertos y los locos ven a todos, no es muy difícil elegir qué ser en esta vida : invisibles.
Abrazo.

Dragon de Azucar dijo...

No me gusta 'sexto sentido' pero la variante que le has dado a la historia si.
Muy ententenido escrito, espero que sigas adelante

Saludos

Asterion dijo...

UVT: Yo estoy seguro de serlo, al menos en los bares al pretender los servicios del mozo.

Dragón de Azúcar: trataré de seguir adelante en cuanto sepa para donde queda. Gracias por la visita.

DudaDesnuda dijo...

Yo lo que veo es demasiados vivos que viven a costa de tantos muertos.

Besos sin vendas

Laviga dijo...

Lo hiciste de nuevo. Tomaste una decisión por mí. Que no pudiera despedirme.
Te fuiste a escondidas.
Y está bien, porque no despedirse es una forma de quedarse.

Gracias, Aste.
(igual, aunque yo sepa que estás, te voy a extrañar tanto!)
Te quiero
Vig

Luc dijo...

Pensé que correspondía, tal vez porque él lo hubiese querido, avisar acá, en sus pasillos, a todos quienes lo seguían y comentaban. A los que lo querían, que Carlos (Aste siempre para nosotros) falleció el lunes pasado.
Viniendo de mí pensarán que es una joda y ojalá lo fuera, pero no, no lo es.
Aste no nos acompañará más con sus historias, pero estará siempre con nosotros porque fue un gran tipo, un gran amigo y un gran escritor.

DudaDesnuda dijo...

Ay, carajo.

Besos y penas

Juan Daniel Perrotta dijo...

Es una ironía sutil la tuya, anunciarnos con este texto lo que ni vos sabías (o al menos no sabías conscientemente). Ahora sí podés ver gente muerta, si la muerte existe, cosa que no creo.
Espero que dejes de ver gente muerta y descanses, un rato nomás, y que sigas tu camino. La cosa no termina aquí, Aste.

morgana dijo...

Y lo último que dije por acá fue "Besos post mortem".
Ay.

Esteparia dijo...

A seguir mas allá de nosotros.
A no dejar de regalar palabras, ahora quien sabe donde.
Y gracias.
Gracias por cada una de ellas.

Anónimo dijo...

Mis honores al GRAN ASTE
compañero de tardes eternas que duraban meses.
Quizás solo nosotros reíamos
en nuestro mundo tripartito
y nadie mas
y con eso bastaba
y sobraba.
Gracias Aste
Lo primero que se me ocurrió cuando lo supe fué que no puedo pensar en mejor manera de que alguien como vos, asi de buen tipo, se vaya.
Hasta luego amigo.
Mary

Mariana dijo...

me cagaste...te pedí mil veces que no me dejaras sin mi pá. Y ahora me dejaste sin saber que hacer. Te extraño muchisimo. Tu hi

Maestro Miyagi dijo...

No sé quién eres ni cómo he llegado a parar aquí, pero tenés un nuevo lector al otro lado del océano. Tremendo relato.

Anónimo dijo...

Estoy escuchando lo que vos me enseñaste y lloro irremediablemente.
A hacer algo con todo esto, entonces.

Dragon de Azucar dijo...

Adelante queda hacia donde miren tus ojos, sin importar la posición en que se encuentre el resto de tu cuerpo

Saludos

Anónimo dijo...

mi tristeza y mi silencio,
traducidos recién hoy en palabras,
como homenaje para vos

betina

Anónimo dijo...

Yo te extraño en un sentido tan absurdo.
Y te escribo (más absurdo aún) como si me pudieras leer y entender.

DudaDesnuda dijo...

Ojalá pueda leerte...

Besos y deseos

Caracol Tigre dijo...

donde estado metido mi querido amigo? su pluma no puede morir, o es que la tiene guardada para otros propósitos?

Anónimo dijo...

no has vuelto a escribir… alegranos con tus palabras!

Nicolás Cavern dijo...

Como siempre, cuando me reciba de fantasma le espero en el Pim Pun a tomar unos tintos y a fumar en la ventana, solo espere, un abrazo

Anónimo dijo...

Aste. Vuelvo como si todavía pudiera encontrarte. Y te encuentro, pero no de modo suficiente... es una alegría haber compartido con vos algunas letras, un poco de vida, pero cómo me gustaría ser uno de esos 5 a los que Asterión y Leiva llamaron... hoy quizás estaríamos viendo lo mismo, y viéndonos.

Pásago dijo...

Estarás feliz allá arriba, desde ayer especialmente.
Te veo sonreir.

Anónimo dijo...

Y

Anónimo dijo...

Se extraña tu risa

festejando una ocurrencia

y la fina ironía con que

rigurosamente corregías

mis posts.

También asoman por ahi algunas

charlas "serias" donde tu calidez

se permitía frases tan llanas y

simples como ¿Estás bien?

Hasta siempre, Amigo.

Livio.

Nicolas Cavern dijo...

Ayer revisando viejas agendas encontre esos esbozos que debatiamos en el bar de la redonda para un programa de radio y me reia con el "Manual del perfecto recluso" en la Carcel de Anitnegra y con el otro de que estabamos muertos y solo se podia pasar musica o leer la obra de gente que ya no esta, y tambien me cagaste en eso.
Siempre paso un rato a leer con el proverbial fasito y el whisky tu obra entrañable. Solo espero no morir muy viejo no vaya a ser cosa que me tengas que acompañar a los baños de los bares del cielo!.
Abrazo Vitu!

Anónimo dijo...

Querido primo, te busqué porque te extrañaba por lo que fue, pero ahora te extraño por lo que pudo ser. Pensé que me hubiese gustado saber sobre tus pasillos, de que color eran, si eran húmedos y fríos o si le daban una cierta tranquilidad a tu alma inquieta. Todo esto fue ayer cuando, esta vez mas tranquilo, pude hacer un recorrido por tus relatos y anoche se me ocurrió que ya lo hablaremos. Como siempre te quiero mucho.

Nicolas Cavern dijo...

Aca estoy como siempre.Y no me importaria una mierda morirme ahora si vos sos el encargado de llevarme a conocer tu lugar.Como siempre te extraño y te venero aunque ¡puta mierda! eso no te guste.

Anónimo dijo...

te extraño, Aste...

Nicolás Cavern dijo...

Salú Amigo ! Te cuento que no te perdiste nada excepto que los Cuervos hayan ganado un pequeño campeonato y que el Papa ademas de argentino sea cuervo,para que los sufrimientos de los antiguos martires no ? Aspiro a vernos, si eso no sucede maldita la puta mierda de haber vivido.

nicolas cavern dijo...

Como siempre acá firme.Seras mi cicerone y te pido que vayas a recibirme porque sigue dandome miedo andar pr arrabales desconocidos.