19 ago. 2008

Zaz turned faded

No le extrañaba acariciarle la espalda y no tocarle las alas (ella las replegaba para no mostrarse distinta a todas).
En esa blancacamamar, ella o él (se turnaban) eran el río que el otro navegaba hacia un océano oscuro. La profundidad inminente, riesgosa, el peligro de ahogarse y también la superficie del aire, pero ese fue un amor de seudónimos, urdido para engañar corazones .

La confusión nace por desconocer la cardiobiología metafísica.
Durante la lima de los agostos, como diría Luc, el corazón consternado se rebela y aumenta el volumen extendiéndose hasta provocar grietas en el tórax.
Es así que en su carrera descendente choca contra el diafragma primero, luego el estómago, y el páncreas cierra la maratón, pero hacia arriba encuentra el camino liberado si halla el esófago y luego la garganta (de ahí viene el famoso nudo)
En ese movimiento ciego y doloroso choca violentamente con la lengua y se funde en ella. Consolidando un solo músculo, un solo órgano.
El corazón no sabe hablar y la lengua no sabe sentir. Esto significa que no se entenderán y uno terminará diciendo muchas boludeces al intentar revelar sus acciones.
La mente trata de organizar el discurso pero termina neurótica y subordinada al nuevo poder cardiolingual.
El punto es que el nuevo órgano al no manejar el uso de las palabras no puede dar respuestas a cientos de preguntas. Entonces busca el camino hasta la memoria para borrar las cosas que dañaron y comenzar a creer en los placeres. Lo que pide es algo de alivio pero la repuesta la tiene el otro.
Entonces uno sube al colectivo, se va hasta el último asiento, se desploma y lo aplastan las penas hasta entrar en el torrente sanguíneo.
Buenos Aires, noche, gente, frío. “Si estuvieras acá conmigo sabrías de lo mal que me hace que no estés conmigo” En los colectivos, los boletos no incluyen suicidio, y por eso sabe que debe bajar.
Que sube al colectivo, que pide uno de 90 y que vuelve a casa. Que no hay nada para contar y poco donde morir…

8 comentarios:

Metal Pastoriza dijo...

¿¿¿Lo del nudo en la garganta es la previa a lo del poder cardiolingual???
Y eso ¿no será demasiado obsceno, digo yo?

Anónimo dijo...

Eso sí es tener el corazón en la boca.

Asterion dijo...

Metal Pastoriza:
No, usted quédese tranquila. Es todo muy natural.

Anónimo:
Eso es lo que afrman los cardiolingüistas

Metal Pastoriza dijo...

A mí no me venga a tranquilizar que yo no estoy nerviosa.

Luc dijo...

¿El corazón no sabe hablar?

No estoy de acuerdo. Yo creo que sí, que sabe y muy bien cuando tiene algo que decir.

Bah, no sé... el mío es bastante conversador. Será eso.

(arreglá los feeds, plis, que no me entero de las novedades y llego tarde)

Asterion dijo...

Metal:
Bueno está bien, ni me acerco vió. Me pareció que se asustaba un poco.

Luc:
El corazón sabe generar palabras, oraciones, frases, pero es desordenado y avasalla.

(che, creo que ya los arreglé, al menos laviga me dijo cómo hacerlo, aunque no apareció más)

El Chico del Horóscopo dijo...

Es el momento de abrir tu corazón a nuevas relaciones. Respecto a tu salud; piensa que tener una vida ordenada es el mejor bálsamo para tus males: tórax, diafragma, estómago, páncreas, esófago o garganta. Con relación al trabajo antes de presentar tus ideas estúdialas muy bien. Es aconsejable que no caigas en lo ilusorio o en lo irreal.

Asterion dijo...

Chico:
¿Estás seguro que dicen eso los astros o son consejos personales?